19 DE JUNIO

Dicen que han pasado un mes y cuatro días desde el 15M pero es mentira.

Ha pasado Sol y la proliferación de acampadas que brotaron como champiñones y dejaron heroes como Moisés en Nava o el de Siberia. De ser cuatro hippies a millares.

Han pasado los medios de comunicación masas y sus etiquetas: de perroflautas a indignados, pero nunca ciudadanos.

Ha pasado el olvido de las reclamaciones concretas iniciales y su reconversión en necesidad al minuto: sillas, toldos, café, rotuladores… Han pasado consensos de mínimos y movimiento en los barrios.

Ha pasado la Crisis del Pepino.

Ha pasado la Junta Electoral Central como intento de apisonadora de derechos fundamentales que se quedó en agua.

Ha pasado la vista gorda de las delegaciones del Gobierno en casi toda España, mirando para otro lado y sin intervenir para no levantar más polvo. Se están aplicando eso de que “no hay mejor desprecio que…”.

Ha pasado el minuto de silencio de las 00.00 del 21 de mayo, cuando entraba la jornada de reflexión. Ha pasado la tensión de esa noche.

Han pasado las elecciones regionales y autonómicas y sus resultados posteriores, con la consiguiente danza de pactos que demuestran por donde se pasan los votos quiénes ostentan el mal llamado poder.

Han pasado las manos agitadas en alto como aplausos. El aprendizaje asambleario y su toma de todas las plazas posibles. Ha pasado el descubrimiento de que miles de extraños se quejan por lo mismo que tú y que puede haber miles de formas de articular esas quejas, canalizarlas y sacarlas adelante convertidas en algo creativo y productivo.

Ha pasado quien defiende que el camino es uno y trino. De ahí a la espiral del silencio y el aterrador pensamiento único no hay más que una paso.

Ha pasado la violencia. Sin adjetivos. La violencia siempre lo es “a secas”. Condenable venga de donde venga.

Si hace un mes nos cuentan que iba a pasar todo esto pocos se lo hubiesen creído. Porque el tiempo se ha dilatado y hemos crecido y aprendido colectivamente tanto que es imposible que entre en un mes.

Hoy es 19 de Junio y salimos a la calle en 120 ciudades de todo el mundo para decir NO al Pacto del Euro y a sus recortes.

Hoy pueden pasar muchas cosas.

Tantas como para cambiarle el rumbo a lo que conocemos hasta ahora. Pueden pasar tantas cosas como para irnos a la mierda y diluirnos en el olvido. ¿Salir reforzados o hundirnos? Mañana lo sabremos

Comenta lo que quieras