Dejarse

Dejarse
caer
irremediablemente
una y otra vez sin descanso ni desencanto

Dejarse
perder
inevitablemente
entre penas, glorias, hienas y esperas

Dejarse
llevar
al final de la calle
donde nadie mira, donde todo empieza

Dejarse
caer
para volver
siempre

Comenta lo que quieras