Bienvenidas

No ver más que nubes y lluvia en quince días. Mayo como octubre. El frío sólo fuera.

Me he vuelto con todo y me traje dos hermanas extra en el coche (Nadius, Cris, nunca voy a poder agradeceros lo suficiente los kilómetros). Creo que he logrado que se enamoren de Asturies y de lo que han visto por el camino. Tengo la sensación de que me acompañaron para asegurarse de que me quedaba en buen puerto y se llevaron buenas sensaciones, paisajes, paisanaje, verde(s), sidra y quesu. Volverán. Volveré. Seguro.

Desempaca cajas. Lava ropa. Ordena habitación. (Re)Haz la maleta y tira de nuevo. 1 de junio. Llegada a destino (temporal, como siempre).

Entre medias muchu pueblu, mucha casa, muchos reencuentros y calma.

Alguien me dijo hace unos días que me dejase de despedidas y pensase en los “holas”. Y en ello estamos ya.

Dejando el cuerpo por los rincones.

Saboreando bienvenidas.

 

Comenta lo que quieras