¡Cielos!

anochecer de rambla

Los cielos rojos son los mismos acá y en la otra orilla
y son más especiales cuanto más cerca del mar se esté.
También son lo mismo los domingos acá y enfrente,
porque parece que alguien se ha olvidado de poner las calles por la mañana
y no hay omnibus ni autos
y los comercios de 18 dejan la reja echada
y los turistas están en la playa
y las familias en los parques o en la rambla.

Y yo he encontrado una pequeña válvula de escape en la Cinemateca para ver pelis viejas, pelis raras… ¡Todas las pelis que pueda! Ahí organizan el Festival de Cine de Montevideo en marzo y voy a intentar sacarme un abono para ir más a menudo. Además tienen una distribuidora alternativa que funciona como si fuese La Barraca de Lorca y recorren el país montando proyecciones casi en cada pueblo… Puede dar para un reportajillo, ¿no?

Comenta lo que quieras

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.