Cómo mira septiembre

A empujones, un aire atropellado
se entromete en los cálidos asuntos
de la luz. Recostándome
intento regresar al brillo blanco
de tu pequeño vientre, a las palabras
cayendo como azúcar más allá de los labios.

Si esta brisa perpleja me toma por los hombros
habrá que restar anclas a las sombras,
sacudirse de sol, endurecer el pecho;
tendré que soltar pájaros, temores
y aceptar cualquier cambio que me traiga septiembre.

Hay un otoño nuevo en cada ojo.

Andrés Neuman

Comenta lo que quieras

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.