Conspiración

Las urgencias
de mis dedos
rescatan rugidos de la arena
y se los llevan
a naufragar

Los silencios
de mi ombligo
desubican cada contorno
y buscan grietas
por donde asomar

Aúllan las pausas de mi nuca
y trepan

se zambullen y se arremolinan
-todos saltan-
para obligarme
a temblar

Que ya es la hora, me cuentan

No calles más

 

Comenta lo que quieras