Dos caras

bofetada

Todo ha pasado en la misma semana y hace falta dejar constancia de ello.

Arriba el lado oscuro, la incomprensión y la violencia. La intransigencia y la indefensión detenidas en una imagen. Al fotógrafo Daniel Nuevo le dieron también después su propia tanda de palos y lo contó en este texto. No justifico los insultos que se hayan podido lanzar contra los denominados peregrinos -si los que caminan a Santiago opinasen- que estos días se concentran en Madrid para las Jornadas Mundiales de la Juventud. Tampoco justifico las provocaciones que ellos mismos hayan iniciado. No voy a dejar aquí constancia de mis posicionamiento religioso ni haré alegato alguno en defensa de nadie. No pienso meter en el mismo saco a todos los policías. La única defensa pasa por la tolerancia y el respeto de los derechos mínimos y ciudadanos. De los Humanos mejor ni hablemos que esos ya se relegaron al cajón del olvido hace mucho.

Defiendo y reivindico las libertades individuales, desde la de pensamiento a la de credo, pasando por la de circulación, la sexual y la de elegir el color del tinte para el pelo si hace falta reclamarla.Y vergüenza me da estar escribiendo esto en pleno agosto de 2011.

El hecho de que no quiera echar leña al fuego señalando a nadie no quiere decir que no haya responsables. Porque están ahí. Tienen cara, nombres y apellidos. Tan responsable es el que le dio el bofetón a la chica de la foto -con la mano abierta- y después la amenazó con la porra como sus superiores. Y por superiores me refiero  a la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, al actual ministro del Interior y al propio Gobierno del Estado cuyas fuerzas y cuerpos de seguridad tienen la OBLIGACIÓN de velar por nosotros y no de desvelarnos a ostias noche sí y noche también.

Para desvelarnos nos bastamos nosotros mismos y lo hacemos por aquello que consideramos justo, como en el caso de Bouziane. La primera noche de desvelo colectivo fue el domingo 7 de agosto. Málaga. Casualidades de la vida -y de la asamblea estatal de Democracia Real Ya- ahí estábamos aún los asturianos con la gente de Cataluña. Twitter on y @acampadamlg anuncia un desalojo a las puertas del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Plaza Capuchinos. Para allá nos fuimos a enterarnos de primera mano del tema. Guerrilla informativa en marcha. Comunicado, mails a prensa, hastag subiendo a TT y las 7 de la mañana. Vuelta a casa pero la vista puesta en el Sur y en la historia de Bouziane y en la trayectoria de los CIEs y en los años que se lleva pidiendo su cierre.

Deportación retrasada. Boda. Asilo denegado. Twitts arriba y abajo.

Silencio mediático.

Pero no importa. Somos nuestros propios medios y nos enteramos de todo sin necesidad de encender la tele o de abrir un periódico en papel. El enjambre funciona y cada vez está mejor engranado. Ensayo y error. Aprendemos.

Finalmente -el miércoles 17 de agosto y antes de que en Madrid desenfundasen las primeras porras- Bouziane salió libre y la sentencia de muerte que supondría su deportación a Argelia se disipó. Sus primeras palabras fueron de agradecimiento y hoy me quedo con la fuerza que se intuye en el abrazo que le va a dar a Candela, con esa luz de libertad que se colaba por la puerta de la foto sacada por el periodista Sergio Rodrigo.

buzaine

Me quedo con el poder revolucionario de la esperanza

Comenta lo que quieras