Eternos comienzos

Hay días que no sé
qué hacerme con las ganas
y sólo funciona
morderme
las uñas,
las marañas

o

esconderme
en todos los rincones
donde nadie está invitado
nunca

Hay días que no sé
darles la vuelta
a los sueños
y me los callo
en gritos
que revientan
para adentro

o

me los enrosco
al cuello
y me lanzo al vacío
sola

Y después está hoy
que huele
a arranque

a día cero
de
nuevo

Comenta lo que quieras