MANU BRABO

Iba a escribir el 3 de mayo que era el Día Internacional de la Libertad de Prensa. Iba a escribir ayer que se cumplía un mes de su detención-desaparición. Pero no pude y no sé si hoy seré capaz.

Porque la empatía es absoluta tanto generacional como profesionalmente. Porque conozco a gente que lo conoce. Porque en sus fotos con la cámara en ristre veo a muchos amigos. Porque hay más gente detenida-desaparecida con él que sólo han contactado una vez en todo el mes con familiares o amigos. Porque a Vittorio lo mataron en Gaza el 15 de abril. Porque Alberto está ahora en Misrata intentado verlo todo en primera fila. Como hacía Manu.

Lo más sangrante es que los medios de comunicación con los que colaboraba callan y no insisten ni preguntan ni incordian ni pelean para que alguien haga algo. Encima hoy arranca la campaña así que cualquier otro asunto queda en quinto plano.

Nuestro Gobierno calla. La ministra de Exteriores calla. Las gestiones diplomáticas tardaron diez días en ponerse en marcha. A nosotros no nos pueden callar y hay que lograr que el nombre de Manu Brabo resuene todos los días.

Tras leer la carta de su padre poco más se puede decir.

Comenta lo que quieras