Podré caerme a pedazos…

… pero acá siempre estás vos.

Y en ese vos estais incluidas todas y cada una de aquellas con quienes he compartido algún minuto de los últimos cinco meses de curro, insomnios, pads, disgustos, decepciones, kilómetros, sonrisas, risas y sueños.

No es mi revolución si no puedo cantar ni bailar.

S E G U I M O S

Comenta lo que quieras