Postpleaños

Hoy hago un post empaquetado en papel brillante y atado con lacitos de colores para que ella lo desenvuelva a su ritmo. Esto es un postpleaños desde la distancia a modo de espejo para que se mire y se ría.

Tengo una madre que es un mar… y que es un sol… Depende de cómo se levante.

Madre caminanta y madre cocinera y madre fotógrafa, viajera, lectora, curiosa, políglota, estilista (los pantalones de chándal con camisas confeccionadas por ella misma fueron tendencia en la infancia de sus tres hijas), torbellino, lista (que se hace mucho la tonta), independiente, cariñosa (cuando le da), protestona, pesada (de tanto en tanto), pasota (sigo esperando los “deberes” que te puse hace más de un año), cantarina (he heredado su “oreya” y su profundo talento para realizar “versiones originales”), sin-vergüenza (en todas sus acepciones), discreta, amiga, amante, compañera, mujer.

Madre que se carga a diario todos los topicazos de eso del “instinto maternal”. Le hubiese encantado ser “gallinona” pero no la dejamos. Nos enseñó a ser de otra forma.

Madre fan (del Boss siempre, de Cohen y en cierta época hasta de los Guns and Roses), de los cantautores latinoamericanos, de Brell y de Piaf. Radioyente adicta. Madre capaz de ver mil veces una película o un capítulo de una serie como si fuese la primera vez, porque dice que no se acuerda de haberlos visto, aunque yo creo que es mentira y lo que le gusta realmente es sorprenderse de continuo.

El papel de madre internauta daría para un post en sí mismo… O para una novela. Lo tengo siempre en la lista de “cosas pendientes”.

Madre con los ojos bizcos. Uno para París y otro para Buenos Aires. Si yo miro al Sur del Sur como miro en gran parte es por contagio y por su culpa, que esos genes me vienen de su rama y me llamo María (a secas) como su abuela la que nació en Argentina.

Madre autodeclarada ácrata desde que tengo uso de razón. ¡Así salimos! ¡Y qué bien!

P.D: Padre, como tú cumples en dos meses justos te toca esperarte.

Más familia: Helena TC

Un poco de árbol genealógico

 

Comenta lo que quieras