Sin cielo

 

madrid

Si se (nos) cae el cielo quedan nubes
y un par de baldosas
sobre las que intentar sostenerse
sin mirar hacia arriba
ni hacia abajo.

Aguantar.

Ganas afiladas. Vista al frente.

Flojear… Un minuto. Que la vida son berrinches, pataletas y dos momentos sueltos. Después a lavarse la cara y a despejar.

Disfrutar.

Seguir (entre)tejiéndome
los miedos
y los sueños.

Quedan nubes y baldosas.

Sin cielo.

Leer de la mano de esta otra entrada “Sin suelo”

Comenta lo que quieras

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.