Sin suelo

Si se cae el suelo queda techo
y paredes
y uñas mordidas con las que agarrarse
y dientes con los que sostenerse.

Aguantar.

Colmillos afilados. Esmalte endurecedor.

No hay ni un minuto disponible para flojear. Tal vez ciertos momentos sueltos, un par de berrinches y media pataleta. Después… Lavarse la cara y a ventilar.

Pista.

Fuera miedos.

Quedan techo y paredes.

Sin suelo.

Comenta lo que quieras