Sonambulismos

balcondemadridCuentan que a las cuatro de la mañana
la piel de las aceras
respira entrecortada
y acolcha los pasos torpes
de dos estrellas fugaces borrachas

Una vecina las ve desde el balcón
y se vuelve a dormir,
pensando en voz alta
que para qué ansiaremos la calma
si todo se empeña en ocurrir

Comenta lo que quieras

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.