Archivo de la etiqueta: Fundación Robo

Desde mis bufones

bufones

Nada como permanecer lejos un tiempo para corroborar en el regreso que todo permanece en su sitio, inalterable, constante, fijo. Pero a la vez, nada como tomar distancia para que a la vuelta todo se vea distinto.

Paisaje y afectos. Los mismos pero diferentes.

Como yo.

Tenía pensado escribir algo de cómo estoy -emocional y anímicamente- pero mis bufones me llevan a la Albufera y de ahí a Calahorra y Formentera y se vienen a la mente en manada y a la carrera desahucios, huelgas, sanitarios, paro, maestras y maestros, robos, desfalcos, sinvergüenzas, el constante #yoquieroviviraquí, Grecia, Italia, Portugal, Islandia (siempre Islandia), lecturas recomendables, imágenes de violencias pasadas que no quiero que se repitan y mil nombres de personas que protestan y gritan, que no se están quietas y me mueven y remueven continuamente mis cimientos, que para eso están, para que los revuelvan en condiciones.

No soy sindicalista y aborrezco el modo en el que funcionan los sindicatos mayoritarios en este país. Pero la huelga del miércoles no es suya por mucho que se empeñen sus portavoces, los políticos y los medios de comunicación (propagandísticos, no informativos).

La huelga es mía. Es tuya. De todas las trabajadoras que van a parar. De todas las paradas que no se verán reflejadas en ninguna estadística. De todas las cuidadoras que tampoco aparecen en las listas. De los estudiantes, de padres y madres, pensionistas, orcos y hobbits si hace falta.

Es mía. Es tuya.

Porque hay planes y sueños.

Porque vamos a sacar las fuerzas del estar juntas.

Del ser juntas.

 

Fotografía: Bufones de Pría el 11-11-2012
Vídeo: «Esta tierra es nuestra» de Fundación Robo

Manos arriba. ¡Esto es un atraco!

Cuando escribí esto en septiembre no imaginaba que iba a llegar a implicarme en el proyecto de la Fundación Robo de la manera en la que me he implicado. Con los meses, sus canciones se han convertido en mi banda sonora y muchos de los implicados se encuentran ya en la lista de compinches habituales.

Ahora quieren -queremos- lanzar un disco y un DVD recopilatorio de todo el trabajo del último año y creo que se merecen el aporte de unos pocos euros a través de Goteo para que salga adelante.

¿Quién se apunta?

No es una petición educada. Es un atraco en toda regla.

Imaginadme con boina al más puro estilo Bonnie and Clyde : )

¡Que no pare la música!

¿Cuántas ciudades caben en tu ciudad?

El punteo torpe de la primera guitarra, los ojos negros y las bocas sin dientes infantiles, fuego en los semáforos, fuego en las bocinas de los coches, muros, hormigón y metal, muros con mirillas hacia el otro lado.

Vallas que separan. Notas que unen.

¿Cuántas ciudades caben en tu ciudad?

Andrés Belmonte y Ángel Luis Lara «Ruso» estuvieron juntos en los grupos Hechos Contra el Decoro y La Kermés. Ruso reside actualmente en Nueva York. Allí ha grabado junto a Belmonte y otros músicos «Ciudad frontera», la canción con la que pasan a formar parte de Fundación Robo y de la que dicen lo siguiente:

«Hay fronteras visibles e invisibles. Hay quienes se juegan la vida saltando las primeras para desobedecer un destino escrito por otros. Las otras fronteras, las invisibles, son las que nos saltan a nosotros: esas se llevan debajo de la piel. La raya que separa a los que tienen de los que no tienen. La línea que traza la distancia de los que pueden de los que no pueden. Sujetos de la enunciación y objetos del enunciado. Quien decide y quien es decidido. El poder es siempre un ejercicio de separación. Sin embargo, a la ciudad frontera le ha nacido una ciudad conjunción. Un estar juntos, un hacer juntos, un nos-otros. A eso le hemos llamado 15M. No es una negación, es mucho más, es todo lo demás: es un más allá de la ciudad frontera».

Sigue a Fundación Robo en Facebook o también en Twitter

Caprichos

efeemerobo

De vez en cuando hay que darse un capricho y para mí el mayor gustazo del mundo es escribir sobre las cosas que me interesan en sitios que me encantan. Hoy ha tocado hacerlo en la revista Efe Eme sobre el proyecto Fundación Robo y esas canciones pensadas especialmente para los momentos de urgencia en los que estamos.

Probablemente la próxima colaboración sea también muy especial, pero para no gafarla por ahora me la guardo : )

Y este tipo de cosas son las que me obligan a creer que el periodismo aún es posible a pesar de los medios de comunicación tradicionales y de los conglomerados y mamoneos empresariales. La profesión y la necesidad de informar y comunicar continuarán cuando ellos no sean más que cenizas.

Para ejemplo dos botones en El País y en El Mundo

Juzguen por ustedes mismos