Tregua

wpid-wp-1395962665219.jpeg

Toca dormir una semana, medio mes… un año.

Toca arrancarse los nudos a bocaos, que el estómago está harto de que se le posen todas las penas.

Toca mirar de frente, que a ver si me quito la costumbre de buscar(te) de reojo.

Toca romper el cántaro, gruñir un poco y dejar de hacerse la tonta. Porque solo queda el ya pasó, que ya fue, que no se vuelve.

Nunca más es antes.

Me doy tregua.

Comenta lo que quieras