Tregua

wpid-wp-1395962665219.jpeg

Toca dormir una semana, medio mes… un año.

Toca arrancarse los nudos a bocaos, que el estómago está harto de que se le posen todas las penas.

Toca mirar de frente, que a ver si me quito la costumbre de buscar(te) de reojo.

Toca romper el cántaro, gruñir un poco y dejar de hacerse la tonta. Porque solo queda el ya pasó, que ya fue, que no se vuelve.

Nunca más es antes.

Me doy tregua.

Comenta lo que quieras

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.